causas y tratamiento sudoracion nocturna en mujeres

Hay diferentes razones por lo que las mujeres pueden tener sudores nocturnos. Para encontrar las causas, debes ser evaluada por un profesional de la salud y puedes obtener un historial médico detallado y pedir pruebas para determinar que condición médica es responsable de los sudores nocturnos.

Tienes que dar prioridad, en caso de que estés padeciendo algunos de los sintomas que te vamos a desglosar al detalle para que puedas tener al detalle los síntomas del sudor nocturno en mujeres.

Ahora, te vamos a presentar algunas causas de la sudoración nocturna en mujeres:

Sudoración excesiva de noche en mujeres embarazadas

El término clínico para la sudoración nocturna es hiperhidrosis nocturna. Una de las causas más habituales y menos graves de sudoración nocturna es el embarazo. 

La sudoración nocturna se define técnicamente como sudoración suficiente para despertarse y tener que cambiarse la ropa pues está muy empapada de sudor. Muchas mujeres embarazadas tienen síntomas menos graves.

Causa de sudores nocturnos durante el embarazo

Los sudores nocturnos durante el embarazo son causados por el rápido cambio de hormonas en el cuerpo de la futura madre. A medida que desciende el nivel de estrógeno en el cuerpo, el hipotálamo reacciona dirigiendo al cerebro a calentar el cuerpo.

Ese calor da como resultado un exceso de sudoración. 

Debido a que el hipotálamo asimismo regula los ciclos de sueño, esto ocurre con mayor frecuencia a lo largo de la noche.

Como prevenir la sudoración excesiva nocturna en mujeres

  • Use ropa ligera y holgada cuando vaya a la cama y evite tomar cafeína. La cafeína puede desencadenar episodios más intensos de sudoración nocturna. 
  • El alcohol y las comidas picantes también son factores desencadenantes. Naturalmente, el consumo de alcohol y cafeína no se recomienda para las mujeres embarazadas de todas maneras. Los sudores nocturnos, por otro lado, no dañarán a su bebé en desarrollo.

Sudores nocturnos menopausia

Muchas personas experimentan sofocos y sudores nocturnos a lo largo de la menopausia y la perimenopausia. Las personas pueden reducir o prevenir estos síntomas incómodos de varias formas.

Los sofocos son sensaciones repentinas de calor que se propagan eminentemente mediante la cara, el cuello y el pecho. Los sudores nocturnos ocurren cuando los sofocos ocurren en la noche. Hasta el 85 por ciento de las mujeres reportan sofocos a lo largo de la menopausia.

La menopausia es una etapa normal de la vida. La cirugía o la quimioterapia ocasionan la menopausia en ciertas personas que reciben estos tratamientos.

Los sofocos y la sudoración nocturna ocurren ya antes y a lo largo de la menopausia debido a los cambios en los niveles hormonales, como el estrógeno y la progesterona, que afectan el control de la temperatura del cuerpo.

Los cambios en estos niveles hormonales afectan la acción de otras hormonas que son responsables de regular la temperatura del cuerpo. Esto causa los sentimientos propios de calor repentino, enrojecimiento y sudoración excesiva.

La frecuencia de los sofocos y sudores nocturnos difieren entre las personas. Ciertos solo experimentan sofocos ocasionales, mientras que, para otros, los síntomas pueden interferir en la vida diaria.

Tratamiento y prevención

Si bien ciertas mujeres aprenden a lidiar con los sofocos relacionados con la menopausia y los sudores nocturnos y pueden vivir una vida normal con ellas, para otras mujeres pueden ser bastante perturbadoras.

Los médicos aconsejan que las personas utilicen cambios en el modo de vida para supervisar los sofocos a lo largo de 3 meses antes de probar los fármacos.

Las personas pueden probar los siguientes métodos para reducir o bien prevenir los sofocos de la menopausia y los sudores nocturnos:

  • Use ropa liviana o bien vístase en capas a fin de que pueda quitarse cuando ocurra un fogonazo.
  • Mantenga un ventilador a la vera de la cama. Esto va a ayudar cuando las personas experimenten sudores nocturnos.
  • Mantenga la temperatura ambiente baja. Abra las ventanas y use un ventilador o aire acondicionado para sostener el aire circulando en la habitación.
  • Tome una ducha fría a lo largo del día y antes de acostarse.
  • Verter agua fría sobre las muñecas. Hay muchos vasos sanguíneos en las muñecas, con lo que puede ser una buena manera de enfriarse velozmente.
  • Sostener un peso saludable. Los sofocos pueden ser más frecuentes y graves si las personas tienen sobrepeso o bien son obesas. Sostenga un peso saludable haciendo ejercicio con regularidad y teniendo un modo de vida activo.
  • Relájate y reduce el estrés. La respiración lenta y profunda y la meditación son técnicas que pueden ayudar a calmar el agobio y reducir los sofocos.

Importante: Este post es meramente informativo, en Sudoración Help no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Recomendamos a acudir a un especialista para que trate tu caso en particular.

Para mas información, accede a nuestra categoría principal de sudoración nocturna.

Summary
Sudoración Nocturna en Mujeres: Qué es, Causas y Tratamiento
Article Name
Sudoración Nocturna en Mujeres: Qué es, Causas y Tratamiento
Description
La sudoración nocturna en mujeres ✅ puede ser provocado por multiples causas y como puedes aplicar algunos consejos que podrían ayudarte a mitigarla.
Author
Publisher Name
SudoracionHelp
Publisher Logo